Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Ok Más información

Variedades recomendadas según el tipo de suelo

Variedades recomendadas según el tipo de suelo

La elección de una variedad u otra de olivo a la hora de cultivar viene determinada por diferentes criterios como son: su afinidad al suelo y al clima de la región en la que se ubique el cultivo y su tolerancia a plagas y enfermedades.

A continuación, haremos un repaso de las diferentes variedades de olivo y su adecuación a los distintos terrenos:
- La arbequina es una variedad muy resistente al frío, sin embargo, su resistencia a la tierra calcárea es muy baja.
- La chanclot real tolera excelentemente tanto la sequia como el frío, y es capaz de adaptarse a casi cualquier tipo de suelo, por desfavorables que sean sus condiciones.
- La cornicabra destaca por sus características organolépticas. Además, es de fácil enraizamiento y se adapta perfectamente a suelos pobres y zonas frías.
- El empeltre es uno de olivos más antiguos de España. Si bien su nivel de enraizamiento es bajo, su adaptación a climas extremos (veranos secos e inviernos especialmente fríos) y a suelos pobres es increíble.
- El gordal injertado es resistente al frío y las heladas, pero muy sensible a la sequía. No es muy exigente en cuanto a suelos se refiere, adaptándose fácilmente a suelos pobres.
- La hojiblanca es una variedad de vigor medio resistente tanto a sequías como a heladas, y al suelo calcáreo.
- Lechín también soporta bien el frío y las sequías, adaptándose bien a terrenos calizos y pobres.
- La manzanilla se adapta bien a suelos ácidos y bajos en calcio.
- La variedad picual se adapta muy bien tanto al suelo pobre como al exceso de humedad.
- La variedad galega, por su parte, requiere suelos arcillosos que absorba bien el líquido.

Publicado el 20 de febrero de 2014 por admin.

Deja un comentario